Reseña película anime: "La chica que saltaba a través del tiempo"

       El tiempo del instituto es uno de los más entrañables durante la adolescencia. Para la joven Makoto y sus amigos Chiaki y Kosuke es realmente importante pasarlo bien juntos tanto tiempo como puedan, jugando a béisbol después de clase, ya que los tres están a punto de subir de grado y el año que viene quizás no continúen juntos los estudios. Pero un día, Makoto recibe un peculiar don: la capacidad de ir hacia atrás en el tiempo dando agigantados brincos. Makoto usará esta habilidad para evadir los problemas y alargar la diversión...  - Sinopsis de "filmaffinity.com"

Ficha
Crédito: es.dlobaje.wikia.com


Titulo original: Toki o Kakeru Shôjo
Público: Todos los públicos
Género:  Ciencia ficción, Romance, Drama, Adolescencia, Amistad, Comedia dramática.
Ambientación: Presente
Creador de la historia: Satoko Okudera (Novela: Yasutaka Tsutsui)
Dirección: Mamoru Hosoda
Estudio: Madhouse
Episodios: Película
Duración:  98 mins
Año: 2006


Opinión Personal


     Retrocedamos un poco al 2006, o mejor dicho, Saltemos en el tiempo hasta el 2006. "La chica que saltaba a través del tiempo", o "Toki o Kakeru Shôjo", película basada en la novela escrita por Yasutaka Tsutsui con el mismo título, es una de esas películas anime que pese al paso de los años se sigue apreciando y recomendado, veamos el motivo.

Recuerda: "time waits for no one".
Crédito: cfile24.uf.tistory.com
     La historia, centrada en los saltos en el tiempo, resulta atractiva aunque el verdadero fuerte lo encontraremos en los próximos apartados. La, ya clásica, temática de los viajes en el tiempo vuelve a pedir nuestra atención para mostrarnos los pros y los contras de realizar este tipo de viajes por nuestra cuenta y obviando la importancia de ellos, así como las repercusiones que puede tener la modificación del pasado en un futuro, ¿o presente?, cercano y lejano. Nos puede parecer el mismo guión de las historias que involucran viajes en el tiempo y así es. Siendo sinceros, es una temática a la que tampoco podemos darle muchas vueltas y esta visión es la más dramática que se nos puede ocurrir y con la que más fácilmente empatizaremos. En general la historia que nos presentan en "La chica que viajaba a través del tiempo" es bonita, graciosa en muchas ocasiones y dramática en otras tantas. La excelente combinación que hace Mamoru Hosoda de todos estas pequeñas piezas hacen que la historia nos entretenga constantemente y nos haga estar pendientes de lo que sucede en todo momento, pese a tener el clásico drama de los viajes en el tiempo oculto detrás de prácticamente toda acción. No debemos olvidar que la historia se centra en unos adolescentes y, como adolescentes, los primeros minutos de juego espacio-temporal serán todo risas y ganas de pasarlo bien hasta que, irremediablemente, aparezca la otra cara de la moneda. Dentro de la historia encontramos muchas refelexiones profundas, más de las que podemos pensar que encontraremos cuando empecemos a ver la película, como la tan sonada y profunda "Time waits for no one". Deberemos poner un extra de atención e interpretar de diversas maneras muchos de los comentarios que se hacen en la película, en especial los de la tía de Makoto como uno que decía algo así: ¿Cuándo te estás divirtiendo, no quiere decir eso, qué alguien más está sufriendo por ello? Esto no es porque sea especialmente necesario para entender la película, más bien por las pequeñas lecciones o consejos que nos deja caer la historia y que podremos aplicar a nuestro día día, a nuestra forma de pensar, a nuestra vida en general. Sinceramente, creo que la cantidad de pequeñas frases que ocultan reflexiones profundas y que luego podremos estudiar e interpretar por nuestra cuenta, le dan un valor añadido a esta película

Chiaki, Makoto y Kousuke (de izquierda a derecha).
Crédito: hobbyconsolas.com
     Aunque se trate de una película, no encontraremos un gran número de personajes, mucho menos que lleguen a ser relevantes, pero eso no quiere decir nada negativo. Los pocos personajes que aparecen tienen un grado de proximidad con el espectador muy grande y reviven viejos recuerdos que conseguirán despertar una tímida sonrisa en nuestro rostro. La facilidad con la que conseguimos ese vínculo, en muchas otras obras imposible, es realmente fascinante. Es realmente gracias a esto que la historia, conforme va desarrollándose, hace que nos impacte más o menos y queramos saber que es lo que va a suceder justo después o si es cierto lo que estamos viendo. Personajes principales, personajes secundarios, etc, todos son realmente excelentes. Transmiten ese aura de amistad que engancha y enternece a cualquiera y aunque no sepamos demasiado del pasado de prácticamente ningún personaje, con la trama que se nos muestra y las acciones que van teniendo lugar, no es una ausencia que se eche en falta o que se crea necesaria. ¿Habría venido bien? Pues no se puede negar. ¿Era estrictamente necesario? No.

Del diseño simple de los personajes a paisajes impresionantes.
Crédito: illogicalzen.wordpress.com
     Escenarios de muy buena calidad, colores preciosos y paisajes que a todos nos gustaría visitar, no lo niego, pero aun así, la animación me ha parecido algo más floja de lo que esperaba. Recordemos que detrás de esta película se encuentra el excepcional estudio "Madhouse", del cual hemos visto salir verdaderas obras de arte, podríamos ver algunas con una animación mucho superior el mismo año de estreno que "La chica que saltaba a través del tiempo". En algunos casos los rostros que se nos presentaban tenían unas proporciones un poco raras o ciertos puntos algo descuadrados que nos daban una sensación de dibujo poco detallado y trabajado, mientras que en otros momentos Madhouse daba un pico de calidad, sin llegar a otras obras de la misma casa. Otra cosa que suele dar mucho de lo que hablar en lo que animación en el anime es el añadir 3D. En "La chica que saltaba a través del tiempo" se añade, es cierto, aunque son un par de momentos puntuales, todo hay que decirlo. Como es costumbre, se nota este añadido y rompe un poco la estética 2D del resto de la escena aunque han sido más cuidadosos en este sentido y no llega a ser molesto, más bien da la sensación de que simplemente querían probar donde está el límite en el que empieza a resultar molesto, siendo esta obra de los que podrían etiquetar como "mínimo".

     Sobre la banda sonora, ¿qué decir? Estamos ante una banda sonora muy limpia, con mucho piano que es fácil de relacionar con canciones muy sentimentales y que llegan al corazón fácilmente. Una mezcla de temas muy cuidados con alguna pieza más infantil para dar ese humor especial a las escenas de comedia. En general estamos ante una banda sonora de sobresaliente que acompaña perfectamente a la película en todo momento con una música instrumental de mucho nivel y que consigue dotar de ese añadido que es conseguir una reacción en el espectador, tanto cuando la escucha en la película como cuando la escucha más tarde.

Chiaki y Makoto.
Crédito: hobbyconsolas.com
     Una vez más me encuentro ante una película que, pese a lo que haya podido parecer a lo largo de la reseña, se me hace difícil de calificar. La empecé a ver con mucho cariño, sin demasiada esperanza por usar el típico drama de los viajes en el tiempo, pero con cariño. Los hechos iban sucediendo y vas cogiendo cariño rápidamente a los personajes, entiendes y compartes muchas de sus reacciones, la historia y el drama que se nos presenta empiezan a coger otros colores en pequeñas dosis. Cuando terminas la película, la cual pasa volando una vez que te has dejado atrapar, tienes la sensación de haber visto algo bueno, muy bueno pero tampoco encuentras donde está ese momento, ese contenido, ese "algo" que lo haga destacar sobre el resto. Empiezas a reflexionar sobre la película, los hechos y acontecimientos, los pensamientos y acciones, los consejos y los errores, las excelentes lecciones  que nos han mentido entre escena y escena para nuestra vida personal. Ahí está el secreto. "La chica que saltaba a través del tiempo" consigue que, después de haber visto la película, reflexiones en solitario sobre lo que ha pasado y por qué ha pasado, haciéndote preguntas que tal vez en otro contexto no te harías y llegando a una parte algo más íntima de cada uno donde siempre es bueno detenerse un instante de vez en cuando. Aunque a todos nos levantará unas sensaciones similares y conseguirá arrancarnos esos momentos de reflexión, considero que es algo más personal. Depende de cada uno, de la atención que haya puesto a las "lecciones" y "consejos" dados en la película, de los pensamientos y sentimientos de cada uno, de un sin fin de variables personales. Cada uno sentirá una mayor necesidad de plantearse más o menos preguntas sobre si mismo, sobre su pasado, su presente y su futuro, pero desde luego que "La chica que saltaba a través del tiempo" consigue tocar esa fibra que pocas películas tocan. En ese momento es cuando verdaderamente eres consciente de la excelente obra que has podido disfrutar y ya tienes ganas de volver a verla, así que toca darle de nuevo al "play" ¿o mejor saltar en el tiempo? ¿Estás seguro?

Crédito: awaywardwego.blogspot.com.es

Puntuación:

Historia - 8/10
Personajes - 10/10
Banda sonora - 10/10
Animación - 7/10
Total - 8/10

Valoración personal - 9/10
Película recomendable, no te dejará indiferente. Consigue hacer que reflexiones durante y después de la película. Pequeña joya que puede pasar de largo por el recurrente "viaje en el tiempo".


Recordad que siempre podéis dejar vuestras opiniones y sugerencias en la sección de comentarios, en Twitter, en Facebook o mandando un email a conclusionesdemimente@gmail.com

Comentarios